fbpx

¿Qué puedo hacer para sentirme bien y calmar el estrés?

Cada vez más personas demandan una actividad que les permita hacer un break en su agitado día laboral. ¿Necesitas una vía de escape que elimine las tensiones musculares acumuladas, pero que además calme la ansiedad y el estrés que ya forma parte de ti?

Mejora tu vida practicando Yoga.

Si ya has oído hablar del yoga o te has interesado por él, probablemente habrás leído que es una técnica que equilibra cuerpo y mente, que proviene de la India, que lleva siglos practicándose y que cada vez está más de moda en Occidente. Efectivamente, eso es así, pero el yoga va mucho más allá.

El yoga ha sido definido por muchos maestros yoguis de diferentes formas, pero todos coinciden en el mismo concepto: es el cese, control, o detención de los pensamientos, emociones, apegos, y un largo etcétera. Patanjali, autor del primer libro de yoga “Los yoga sutras”, lo definió como ‘el cese de las fluctuaciones de la mente’.

El yoga por tanto, es mucho más que una técnica porque, aunque utilice técnicas muy variadas; el fin en sí mismo es recorrer el camino de la vida con quietud, serenidad y aceptación. De esta forma, podrás llegar a estar en paz contigo mismo y con las personas que están a tu alrededor, independientemente de lo que ocurra en el exterior y a pesar de las circunstancias que se presenten, sean positivas o negativas.

Con la práctica de yoga podrás ser un observador, captando cada momento que vives, sin juzgarlo, siendo consciente de todo lo que pasa en ti y a tu alrededor. Cuanto más observas y conoces la mente y el cuerpo, más fácil te resultará calmarlos y estar en paz. En definitiva, el yoga es vivir aquí ahora de la mejor forma posible.

Hatha yoga, el equilibrio de las energías internas.

Hay muchos tipos de yoga, pero hoy te hablaré del que más se practica en países como EE.UU. y España. El yoga clásico es el hatha yoga o yoga físico y su fin en si mismo en equilibrar las energías internas. Ha significa sol y tha luna, mientras que yoga significa yugo o unión, por lo que hatha yoga significa unión del sol y la luna, unión de los opuestos.

Es un yoga físico que utiliza el cuerpo y la respiración para dirigir la mente y eliminar las tensiones tanto físicas como mentales, como premisa fundamental para alcanzar esa consciencia y quietud. Si nuestro cuerpo está inquieto, dolorido o enfermo, difícilmente podremos tener una mente en calma y permanecer en calma. Para lograr la paz interior primero hemos de trabajar el cuerpo, mientras dirigimos la mente hacia el movimiento físico, para centrarla y focalizarla en un solo punto con la intención de disminuir la cantidad de pensamientos.

¿Cómo puedo gestionar el estrés practicando yoga?
  1. Practicar asanas o posturas de yoga nos permiten fortalecer, tonificar, estirar y flexibilizar todo el cuerpo. Hay tantas de posturas porque el yoga busca mover y estimular cada sistema, función, órgano, glándula, músculo, hueso, articulación, tejido y poro de la piel del cuerpo. Estas posturas no son un mero ejercicio físico, ya que las realizaremos de forma consciente, alargando la respiración, adoptando una postura meditativa. Se puede simplificar con que hatha yoga es meditar en las posturas.
  2. Realizar técnicas de respiración o pranayamas nos permiten asimilar y distribuir la respiración de una manera más eficiente, oxigenando cada célula y dotándonos de mayor energía y vitalidad. La respiración es la primera fuente de energía y si regulamos el ciclo respiratorio equilibraremos también las emociones y los pensamientos que las han dado origen. La respiración es el punto de unión entre el cuerpo y la mente y realizando una respiración lenta y consciente, conseguiremos calmar, por tanto, la mente.
  3. La relajación es quizá la parte más importante ya que abandonamos el cuerpo por completo para terminar de soltar tensiones mientras la mente permanece muy despierta y atenta pero en un estado de quietud y sosiego.

Desarrollando la paciencia se reduce la necesidad de querer llegar a todo cuanto antes

Cada asana o postura de yoga hace que te des cuenta de que no puedes hacer a la primera todas las posturas, que todo lleva su tiempo, y que es importante cómo te tomes las cosas mientras dura ese proceso. Esto es algo muy útil para vivir el día a día, centrado en lo que tienes que hacer, y si estás paseando o cogiendo el metro, no estar pensando en todo lo que tienes que hacer hoy. Por eso, el yoga te ayudará a paliar la depresión, la ansiedad o el estrés, y cada vez más psicólogos lo recomiendan a sus pacientes.

Ten en cuenta que: el yoga, por tanto, no es una técnica rápida, fácil ni que te dé resultados en la primera clase. Es un proceso, al que tendrás que dedicar tu esfuerzo reservando al menos un par de días a la semana para practicarlo, ya que “un gramo de práctica vale mucho más que mil de teoría”. Cuanto más practiques más calmado y en paz estarás contigo mismo.

 

Cuidando tu cuerpo mejorarás tu salud y, por tanto, reducirás el estrés y sus consecuencias

El yoga es una excelente herramienta para conservar la salud y para mejorarla. Las molestias y dolores musculares son provocados, en su gran mayoría, por tensiones emocionales que son somatizadas en el cuerpo físico como forma de liberarlas si no hemos conseguido soltarlas antes mediante otra vía. La práctica de asanas y pranayamas no sólo puede disminuir contracturas si no prevenirlas, ya que regulamos las emociones antes de que se estanquen y lleguen al cuerpo en forma de tensiones.

El yoga te enseña a escuchar tu cuerpo y a percibir su estado físico, anímico y emocional. Poco a poco, también podrás identificar la raíz del problema que causa ese estado y podrás poner remedio a aquello que se repite para que no vuelva a producirse. Si eres capaz de percibir cuándo tienes estrés, podrás tratarlo antes de que se vuelva crónico y si eres capaz de anteponerte a él, podrás evitar las reacciones típicas como dolores de cabeza, de espalda, cuello, mal estar general, migrañas, apatía, irritabilidad o mal humor y un largo etcétera.

 

Ten en cuenta que el yoga se adapta a ti y no tú al yoga. No se trata de hacer posturas imposibles, ni ser un acróbata. La esencia del yoga es ser en la postura, sintiendo cada músculo y cada respiración, observando los pensamientos y molestias que aparecen y dejarlos ir. Así eliminarás tensiones físicas y mentales del día y te darás cuenta de que estar bien es más fácil de lo que piensas.

 

Se han definido hasta 50 beneficios de yoga, pero de nada sirve conocerlos si no practicamos. Yoga es práctica y todo lo que te he contado o pueda seguir contándote no sirve de mucho si no lo practicas y lo experimentas por ti mismo, ¿verdad? ¿Te animas a probar una clase?

Jenifer Humanes
Jenifer Humanes
jenizen@yoginzen.es

Jenifer Humanes. Founder. Mindulness MBSR & Yoga Instructure. Life Coach ICF & Aecop.



Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar