fbpx

7 lecciones que podemos aprender ante las crisis que no esperamos

A veces creemos que las cosas ‘malas’ sólo les pasan a otros. Esta vez nos está pasando a todos a la vez. Estamos viviendo una situación de crisis mundial a través de lo más importante que tiene el ser humano, la salud. Lo que ha sido olvidado por muchos de nosotros en algún momento, viene a imponerse por encima de todo alterando no sólo nuestra vida, sino nuestras emociones. Desde nuestro comportamiento y el modo de relacionarnos con nosotros mismos y con los demás, hasta lo que priorizamos en nuestro día a día, se está poniendo patas arriba. Nos está obligando, tanto a nivel individual como a nivel social, a ver el valor de, precisamente lo más importante, la salud, y de recobrar los valores fundamentales y esenciales. Sin salud, te paras tú, se para el país, se para el mundo.

¿Qué está sucediendo? ¿Qué nos viene a decir esta crisis? ¿Qué no hemos aprendido aún como individuos y como sociedad? ¿Qué lección ha de recibir el mundo?

A menudo, vamos corriendo de un lado para otro, sin pensar, para llegar a no se sabe dónde en el menor tiempo posible. ¿Para qué?

Trabajamos horas y horas, incluso sin comer o comiendo cualquier cosa y sin dormir las horas necesarias. No nos planteamos de qué nos alimentamos y qué estamos metiendo en nuestro cuerpo y no nos damos el descanso que nuestro organismo necesita para reponerse y revitalizarse.

Caminamos mirando el móvil sin saber por dónde hemos pasado ni con quién nos hemos cruzado. Hablamos con personas sin mirarles a los ojos y sin prestarles atención. Estamos haciendo una cosa y, sin haberla terminado, estamos pensando en qué vamos a hacer inmediatamente después. Planificamos nuestra vida a largo plazo y no nos ocupamos del único momento real, el presente. Nos perdemos en lo que fue el ayer lamentándonos de que podría haber sido de otra forma, pero no ponemos remedio a la situación actual, que será nuestro mañana.

Reaccionamos ante algún desconocido que se cruza y hace algo que no nos gusta o ante las personas que queremos cuando hacen algo que nos incomoda. Actuamos de forma inconsciente sin saber qué hay detrás de la reacción, dejándonos arrastrar por nuestras emociones durante días, meses o años.

 
Por tanto, ponemos en riesgo nuestra salud física, mental y emocional y, lo peor de todo, sin darnos cuenta. Y una vez más pregunto: ¿para qué?

Cuando no nos damos cuenta por nosotros mismos de que hemos de cambiar ciertos patrones de nuestra vida a nivel personal y a nivel universal, surgen las crisis para llevarse todo lo que ya no sirve y nos resta. Esta crisis nos está planteando volver a los valores esenciales y primarios. Nos está diciendo: Parad de una vez y dejar esta vida sin sentido, mantened la calma y permaneced unidos. Dejad la separación. Por encima de las nacionalidades, razas o ideologías, todos somos lo mismo: seres humanos.

¿Qué se impone? Parar, respirar, focalizar en nosotros y volver a lo verdaderamente importante.

Fluir y abrirse a lo que viene

La vida actual nos exige cambios constantes a cada momento y ante situaciones que no esperamos. Cuanto antes asumamos y aceptemos que la vida fluye y que hay ciclos que traen imprevistos, antes podremos poner soluciones. Ser conscientes de que hemos de contar con herramientas que nos permitan superar las adversidades para anteponernos a los problemas y estar preparados emocionalmente. La principal y más valiosa herramienta es la de la gestión de mis propias emociones y las del prójimo. La quietud y calma mental y emocional es clave para reponerse ante cualquier situación y cultivar la resilencia. Actuar con consciencia aprendiendo de qué nos quieren decir las emociones es muy importante para no dejarse llevar por el pesimismo y la desesperación y para salir reforzados de las crisis.

    • Te invito a leer a Daniel Goleman con su libro Inteligencia Emocional.
    • Puedes seguir meditaciones guiadas de Mindfulness para cultivar la calma.
    • Haz pranayamas o respiraciones lentas y profundas para disminuir la ansiedad, el estrés o el miedo.
    • Ten presente que todo en la vida es temporal

 

Soltar la necesidad de control

Las cosas no son como uno quiere, mejor dicho, como la mente quiere. Y las crisis vienen para demostrárnoslo. Se nos olvida que la vida fluye a través de nosotros y que sólo podemos actuar sobre ella gestionándonos a nosotros mismos, pero no sobre los resultados o sobre los demás.

    • El karma yoga nos anima a actuar de forma desinteresada, abandonando el ego y abriéndonos a los demás, y el Bhakti yoga nos insta a confiar en lo universal o la divinidad, o en aquello superior en lo que creas, que es mucho más grande que todos nosotros.
 

Entrenar la paciencia

La situación que estamos viviendo nos dice: tened paciencia. La impaciencia es la orden del día de la sociedad el siglo XXI. Creemos que al tener todo en un click, podemos controlar las cosas y tenerlo todo ya. Sin embargo, no funciona así. Las cosas requieren su tiempo de inicio y materialización. No puedo pretender que la luz aparezca por si sola si no camino a dónde está el interruptor y lo pulso.

    • Practicar hatha yoga y Mindfulness siendo paciente con tu cuerpo y tu mente te ayudará a ser paciente con todo lo demás. Estirar tu cuerpo de forma consciente de forma continua y observar los pensamientos y dejar que pasen de forma paciente te harán ver que todo requiere un trabajo continuo y paciente para conseguir avanzar en la vida.

 

Silencio

El silencio de las calles rompe el habitual bullicio. Este hecho es un espejo del silencio que hemos de guardar dentro de cada uno de nosotros para escucharnos a nosotros mismos y ponernos en el centro de nuestra vida. Tomar consciencia de ella y dirigirla hacia otras formas más sanas, positivas y conscientes.

    • Hazte preguntas poderosas de coaching: ¿Quién soy yo? ¿Qué quiero en mi vida? ¿Cómo quiero vivirla, con quién y dónde? ¿Estoy en ese camino?
    • Escucharnos a nosotros mismos en silencio a través de la observación de la respiración y de las sensaciones físicas, desde la consciencia testigo como si estuviera viendo una película, sin implicarse emocionalmente, permitirá eliminar el bullicio interno y dejar que surja el silencio interior.

Vivir nuestra vida sin perder de vista lo importante y no perdernos en las cosas banales

Retomar actividades que nos llenen y enriquezcan para contribuir a un entorno positivo. El ritmo de vida que tenemos nos ha llevado a dejar de hacer cosas que nos gustan por lo que se dice “falta de tiempo”. ¿Cuándo ha sido la última vez que has reído a carcajadas, que has leído un libro o visto una peli? ¿Cuándo fue la última vez que cantaste o escuchaste tu músicas favorita?

    • Te animo a que hagas todo eso y a escribir, hacer yoga o ejercicio, meditar, comer bien y agradecer todo lo que tienes dejando, aunque sea por un momento, la queja constante.
    • Pregúntate: ¿cuál es la prioridad en mi vida? ¿La estoy siguiendo?

 

Desarrollar una mente crítica

No creernos lo primero que nos digan. Indagar por nosotros mismos yendo a fuentes fiables para no alimentar la mentira ni contribuir a la difusión falsa ni polaridad y, por tanto, a la crispación y separación. Esta crisis nos dice: Permanecer unidos y dejar a un lado las diferencias y la aversión. Todos somos humanos a pesar de nuestros errores y acciones.

    • El jñana yoga o yoga del discernimiento nos invita a la unión del ser humano cultivando una mente abierta y crítica con la que indaguemos por nosotros mismos, para llegar a la verdad última.
    • En los Yoga sutras de Patanjali, se nos insta a no mentir ni contribuir a la mentira a través de la segunda recomendación o Yama, no mentir.
    • El Yoga real o meditación y Mindfulness nos invita a escuchar nuestros pensamientos y emociones y todo lo que acontece a cada instante para no dejarnos llevar

Preocuparse vs. ocuparse

Darle vueltas a un mismo tema es algo natural de una mente sana que piensa, pero no soluciona nada. Sólo alimenta miedos, ira o tristeza, entre otras muchas más emociones, y nos lleva a reaccionar y a preocuparnos. En cambio, si nos ocupamos de lo que nos sucede, podemos minimizar el impacto y transcender el sufrimiento que nos genera dicha preocupación.

    • Practicar yoga real o meditación y Mindfulness con meditaciones guiadas para aprender a dejar ir los pensamientos y las emociones manteniendo el foco en uno mismo, una y otra vez.
    • Tomar el mando de nuestra vida poniendo soluciones realistas y eficaces, marcando acciones concretas en tiempos concretos, buscando los recursos que necesitamos, soltando lo que ya no nos sirve y, lo más importante, creyendo que ¡podemos!

La capacidad que tenemos para reponernos y mejorar es lo que verdaderamente me hace sentir orgullosa del ser humano. No todo está perdido. Quizás, esta crisis, sea la gran aliada de nuestra especie, si lo sabemos ver y aprovechar.

Y tú, ¿cómo la vas a afrontar? Om Shanti. Namaste.

Sigue leyéndonos y viéndonos…

  • ¿Quieres un cambio? Si estás leyendo estas notas es porque hay algo dentro de ti que desea que tu vida sea diferente. Quizás un trabajo nuevo que te motive, una pareja con la que compartir tu vida o una persona diferente a tu lado. Quizás otra forma de relacionarse con los demás o, algo más importante, de relacionarte contigo mismo/a. ...

  • Quizás tengas curiosidad por saber qué es esto de Mindfulness o hayas leído sobre ello y te pique la curiosidad. Puede que hayas llegado hasta aquí porque tengas la necesidad de estar tranquilo/a y de querer aprender pautas que te permitan mantener la calma. Entonces, te estarás preguntando, ¿y cómo empiezo?...

  • Seguimos compartiendo pautas para gestionar la incertidumbre y te planteamos 7 preguntas para que puedas superarla por ti mismo. ¡Never give up!...

  • ¿Qué está sucediendo? ¿Qué nos viene a decir esta crisis? ¿Qué no hemos aprendido aún como individuos y como sociedad? ¿Qué lección ha de recibir el mundo? Compartimos 7 aprendizajes que podemos llevarnos de esta crisis mundial para salir reforzados como cambiar nuestro modo de vida, cultivar la paciencia, aprender a fluir o volver a los valores esenciales....

  • Ante momentos de incertidumbre y crisis, la inteligencia emocional es vital. Ahora más que nunca, hemos de mantener la calma y confiar. Gestionar el estrés......

  • Ya hemos hablado sobre el estrés y algunas de sus consecuencias y sabemos lo importante que es gestionarlo. Si quiero cambiar el resultado estresante, ¿qué he de hacer? Prestar atención a este ciclo que se produce en mi cuerpo-mente, es decir......

  • Para poder desarrollar una mente centrada en el aquí y el ahora con el fin de estar presente en todo lo que realizamos, es necesario limitar las veces en las que saltamos de pensamiento en pensamiento sin darnos cuenta o reducir las ocasiones en las que llevamos la mente al pasado sobre una situación que nos preocupa o que queremos cambiar, o al futuro para proyectar aquello que queremos que llegue a suceder....

  • Mindfulness se traduce como la atención plena. Es una técnica desarrollada por el Centro Médico de la Universidad de Massachusetts, en EE.UU., que recoge algunas de las técnicas y filosofías ancestrales de la meditación vipassana y el yoga.  Se basa en desarrollar la observación en el aquí y ahora, llegando a obtener una consciencia plena sobre nuestros pensamientos, emociones y acciones, de forma que el pasado y futuro van dejando de estar tan presentes en nuestras vidas....

  • ¿La cabeza te va a estallar porque no puedes parar de pensar? ¿Sientes que tus pensamientos te arrastran y crees que no puedes hacer nada para evitarlo? ¿Has decidido empezar a meditar pero no sabes cómo?...

Jenifer Humanes
Jenifer Humanes
info@yoginzen.com

Coach ACC ICF autoconocimiento y desarrollo personal. Instructora Mindfulness y Yoga. Emprendedora y directora Yoginzen.



Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar